Castillo de Zahra

Castillo de Zahra es la segunda marca de la Cooperativa del campo San Lorenzo de Zagra. Zahra era el nombre árabe del pueblo de Zagra.  

El Aceite de Oliva virgen Extra que se elabora para esta marca está producido con aceitunas recolectadas directamente del árbol y son molturadas antes de transcurridas 24 horas desde su recolección a una temperatura inferior a 27 ºC. El sistema de decantación es por gravedad.  

Las aceitunas utilizada para su elaboración proceden de las principales variedades existentes en la zona: hojiblanca, picual (marteño) y picudo y otras menos comunes como las manzanillas. Este origen multivarietal permite un compendio natural en campo que dota al Aceite de Oliva Virgen Extra Castillo de Zagra de numerosos matices organolépticos.  

Las olivos son cultivados bajo el sistema de producción integrada. La producción integrada persigue una forma más sostenible y racional de producir alimentos, realizando un empleo óptimo de los insumos, de manera que se compatibilicen las exigencias de la sociedad, el respeto al medio ambiente, la productividad agrícola y la seguridad alimentaria. Todo ello se traduce en una menor utilización de fitosanitarios (insecticidas, herbicidas, fungicidas, ...), un uso más racional de los fertilizantes y la práctica de labores agrícolas que aseguren la fertilidad del suelo y reduzcan la erosión.